Entrevista a Raimon Samsó – A Corazón Abierto

Esta es la primera entrevista que hago para el blog, y quiero que sepas que tiene una historia muy bonita detrás (la verás al final de la entrevista), que para mí es lo más mágico de este encuentro.

Raimon Samsó es muy importante en mi vida, pues cuando hace unos años vivía deprimido y sin saber qué hacer con mi vida, encontrarme con él a través de sus libros significó el inicio de una transformación profunda y de recordar quien soy.

 

 

Considero a Raimon un maestro de los que hay pocos, y tenía el deseo de estrenar esta nueva sección con él… parece que «El Jefe» estaba de acuerdo y así ha ocurrido.

En la entrevista empecé muy nervioso, me sentí como un adolescente entrevistando a su ídolo musical, jeje y terminé con una calma tremenda. En fin, gracias a la vida por esto y a mi esposa Pao (ya verás que ella fue parte de que esta entrevista se diese).Disfrútala.

Entrevista a Raimon Samsó – Video

Entrevista a Raimon Samsó – Audio

Entrevista a Raimon Samsó – Transcripción

Raimon Samsó es escritor de 17 libros desarrollo personal y profesional, licenciado en ciencias económicas y director del instituto de expertos. www.raimonsamso.com

Uno de sus últimos libros se llama «El Código de la manifestación» y es sobre éste libro que he querido preguntar a Raimon Samsó.

Saúl Pérez – Estamos ante un libro que desde mi punto de vista, propone un cambio de paradigma en relación al resto de libros de libros de desarrollo personal o a la mayoría, que tienen que ver con conseguir deseos. ¿Cómo es que decides escribir sobre un tema tan diferente?

Raimon Samsó – El tema no es muy diferente, ya he escrito sobre coaching, sobre conseguir cosas, sobre libertad financiera, por lo tanto el tema no es tan diferente pero sí es diferente la forma de abordarlo. Es una forma de abordarlo mucho más espiritual, mucho más consciente.No es una forma de abordarlo desde el hacer, sino desde el ser.No digo que es mejor, todo está bien. Pero desde el ser también podemos ejercer una acción interior que nos permita construir esos deseos y creo que la combinación de ambos, el ser y el hacer, yo creo que es mucho más potente que simplemente centrarse en hacer, hacer y hacer más cosas.

Saúl Pérez – En la portada del libro dice «12 poderes para hacer realidad tus deseos» pero de la manera que tú lo propones, me da la sensación de que cuándo pones en práctica estos doce poderes, lo que consigues va más allá de haber conseguido el simple deseo.

Raimon Samsó – Sí, de hecho es ese el gran objetivo. El gran objetivo no es conseguir tu deseo, ese es un premio de consolación, está bien pero yo siempre digo que hay algo mucho mejor que conseguir los deseos, lo cual suena a ciencia ficción ya que hay muchas personas que se contentarían con conseguir sus deseos, para ellas conseguir lo que desean ya serían un gran logro.Y yo tengo que decirles que está bien que lo hagan cuanto antes, que cuanto antes tengan éxito y consigan lo que desean se darán cuenta que hay algo mucho mejor que conseguir los propios deseos.

¿Y qué es ese algo que es mucho mejor? Ese algo que es mejor que conseguir tus propios deseos es saber quien eres, ese es el gran objetivo. Y el hecho de trabajar en tus deseos te permite autodescubrirte.Con lo cual una persona que está tratando de conseguir un objetivo, lo cual es muy loable, puede que le pasen dos cosas, que lo consiga o que no lo consiga, pero puede ocurrir una cosa en ambos casos y es que descubra quien es.Cuando alguien descubre quién es está en un punto de partida mucho mejor para el próximo deseo, porque sabiendo quien es, el próximo deseo será mucho más fácil y rápido de conseguir.Con lo cual yo creo que el gran regalo y lo realmente importante en esto es descubrir quién eres.

[bctt tweet=»Tus deseos son la forma que tiene el Universo de acercarte a tu Yo Esencial.» username=»Saulperez82″]

Saúl Pérez – En el fondo es como si esos deseos fueran una guía que nos va a llevar a algo mucho más grande que nosotros mismos, incluso, o que la idea que tenemos de nosotros mismos. ¿no?

Raimon Samsó – Sí son como una especie de señuelo. Como ese conejo que tú persigues que te lleva a una pieza mucho mayor. Estás tratando de cazar un conejo y de repente te encuentras con un bisonte.Esa es la idea, el deseo es como la excusa que elige tu alma, no para que lo persigas y lo consigas, lo cual está bien, sino que para que desde allí te auto-descubras, te conozcas y cumplas el único deseo o el único objetivo que tiene esta vida.La gente se pregunta como un problema existencial ¿cuál es el propósito de esta vida? ¿cuál es mi misión? ¿para qué he nacido? ¿para qué estoy aquí? y sólo hay una respuesta a esa pregunta y es la misma para todos.El único sentido que tiene este mundo y esta vida es que DESPIERTES.

¿Qué despiertes de qué? Que despiertes del sueño en el cual tú te crees una personita con un cuerpecito llevando una existencia equis.Despertar de eso y recuperar la esencia de tu Yo real, de tu presencia de tu alma de tu espíritu. Es el único objetivo, cuando una persona despierta y se reconoce como esa presencia o ese espíritu, ya está. Ya tiene el trabajo hecho y ya tiene su misión, su objetivo cumplido.Y te digo que aunque parece muy simple, te aseguro que el 99.99% muere, se va de este planeta sin la menor idea de quién es, no haciendo el trabajo.

Saúl Pérez – En este caso me surge una duda porque creo que la mayoría de la gente que compra un libro para conseguir deseos o las personas que van a consulta de un coach o cualquier facilitador, están apegados a la idea de conseguir su deseo y en uno de los «doce poderes» (del libro el código de la manifestación) tú hablas de cómo el apego puede ir en contra nuestra, o en contra de nuestro deseo.

[bctt tweet=»Tener deseos e ir a por ellos, es algo totalmente legítimo. #raimonsamso» username=»Saulperez82″]

Raimon Samsó – El que busquemos nuestros deseos es totalmente legítimo y además es necesario, es una fase necesaria para el ser humano.Está en una fase mucho mejor una persona que está estudiando la manera o tratando de conseguir un objetivo que aquella que se está quejando porque no los consigue. Sólo por el hecho de estar tratando de conseguir un objetivo cree que puede conseguirlo, con lo cual de alguna forma ya ha roto esa imagen o identidad de víctima.Hay personas que no tratan de conseguir nada porque creen que el mundo es cruel, que el destino es cruel , que los demás son crueles, que es una persona incomprendida y que todo es muy difícil y como todo es muy difícil y todos están en contra de ellos entonces no intentan nada, en esta posición hay mucha gente.El hecho de que alguien se levante de su silla y compre un libro o vaya a una consulta para que le acompañen, que pague y haga un esfuerzo por tratar de conseguir un sueño, eso ya es un salto espectacular en su nivel de conciencia.Eso es como si esa persona estuviera ya en la luna. Pero después de la luna hay más espacio, el mundo no se acaba ni en la tierra ni en la luna, más allá de la luna hay también muchas opciones. Cual es la siguiente opción, desapegarte. Ya estoy en la luna, vale, ya no necesito más ir a la luna, a lo mejor ahora me voy a Alfa Centauro, pero es que ahí ya no lo necesito. Yo ya sé quién soy, sé que puedo ir a la luna y a donde yo quiera y sabiendo que puedo hacerlo, lo haré o no lo haré, pero en el fondo ya sé quien soy.Sé que soy un ser que puede estar en cualquier punto del universo. Sólo eso tener ese nivel de conciencia de uno mismo ya significa haber despertado y haber alcanzado el propósito o lo que dirían los orientales la iluminación.

Saúl Pérez – Una de las cosas que nos dices, es que una persona que está quejándose del mundo, de lo que le rodea, de lo que es su vida en cualquier área; económica, de familia, salud, etc… le propones, en la ley de la Asunción (El código de la manifestación), que niegue su percepción, que por un rato cerremos ojos, oídos, que no hagamos caso o no nos dejemos guiar por lo que estamos viendo y que hagamos otro trabajo, que sería algo así como convertirnos en la persona que tendríamos que ser para conseguir aquello que deseamos.

Raimon Samsó – Bueno más o menos, las personas somos esclavas de nuestro nivel de percepción. Es decir que nuestro nivel de percepción determina nuestro nivel de logro y nuestra experiencia vital.La forma de cambiar nuestra experiencia vital y nuestro nivel de logro es cambiando la percepción, así que lo que digo en el libro es que se olviden de su nivel de percepción actual y que de algún modo lo expandan, lo cambien, que lo sustituyan por otro diferente a ver qué pasa.Desde otro nivel de percepción van a pasar cosas totalmente diferentes, por lo tanto es ahí donde hay que hacer los cambios no en el mundo.El mundo es una consecuencia, el éxito es una consecuencia, la felicidad es una consecuencia. Todo eso va a ocurrir de forma natural cuando nosotros recuperamos nuestra auténtica identidad.Si no hacemos ese cambio en nuestra percepción nuestro nivel de logro y nuestra experiencia vital va a ser siempre repetitivo no va a evolucionar. Así que a la gente le digo que desmienta lo que cree y lo que dice saber y también lo que le muestran sus sentidos, que pase olímpicamente de lo que le muestran sus sentidos y que niegue esa realidad para imaginar e inventar otra.A partir de inventar otra realidad estará asentando las bases para una nueva situación en el mundo.

[bctt tweet=»Éxito o fracaso son simplemente consecuencias de tu estado de conciencia. #raimonsamso» username=»Saulperez82″]

Saúl Pérez – Al fin y a cabo lo que percibimos o lo que nos contamos es una «mentira», entonces podemos probar a cambiarlo por otra forma diferente de percibir, aunque haces la puntualización y sobre todo a eso me refiero cuando veo una gran diferencia en este libro, y es esa apreciación de que al final lo único real es el «Yo soy» entonces ¿qué sería ese Yo soy o ese Yo esencial? ¿cómo podría entender esto un niño pequeño o una persona que no está familiarizada con estos términos?

Raimon Samsó – Lo podría entender haciendo primeramente una desprogramación, una desprogramación de lo que cree ser.Desprogramarse de que uno cree ser un hombre, un cuerpo, una edad y muchas otras cosas, una familia, un rol y todas esas cosas. Cuando entiendes que todo eso son instrumentos a tu disposición pero que tú no eres eso, sientes una gran libertad.Porque ahora yo te diría que tú no eres tus errores, pero tampoco tus éxitos, que tú no eres tu clan familiar con lo cual te estoy liberando seguramente de muchísimas cargas, tú no eres todo eso pero lo tienes y lo usas.Una cosa es ser idiota y otra cosa es comportarse como un idiota, el comportamiento se tiene, se puede cambiar, pero ser idiota no se puede cambiar porque es un síntoma de identidad.Lo que le estamos diciendo a la gente es que ellos no son, ellos tienen, tienen una edad, un comportamiento, unas cosas que se pueden cambiar.

Entonces qué es una persona, pues cada uno es lo que es, no voy a entrar en decirte que es bueno, espiritual, etc. porque entonces estaría cayendo otra vez en la trampa de poner etiquetas.Y lo que es en mayúsculas el SER, no hay que añadir nada por que si no caeríamos en las etiquetas del ego y estaríamos cambiando etiquetas. No se trata de cambiar etiquetas se trata de quitar etiquetas.

[bctt tweet=»Tú no eres tus programas, sólo que de momento funcionas desde tus programas. #raimonsamso» username=»Saulperez82″]

Saúl Pérez – Así que entonces lo que nos quedaría más bien sería una experiencia, ¿no?. Es lo que dice un curso de milagros que una filosofía universal es imposible, pero una experiencia es posible, y necesaria.

Hablando del clan, que es un poco lo mío, me encanta lo que dices porque yo siempre digo a la gente que tú puedes tener unos programas pero tú no eres esos programas.Esos programas serían parte de lo que tú llamas el nivel de conciencia, que sería como una conciencia en pequeñito, sin s, y hacia donde tú señalas todo el tiempo en «El código de la manifestación» es a una Consciencia, a esa desidentificación de la mente programada y este sería, como tú dices, el fin.¿Entonces lo que propones sería utilizar los deseos más allá de si el deseo es mío, si el deseo proviene de mi clan, si proviene del ego… o de donde provenga, para ir a algo mayor?

Raimon Samsó – El deseo es una herramienta evolutiva muy importante, de hecho no proviene de ningún otro lado, salvo de la presencia. La presencia tiene una intención y esa intención apunta hacia la verdad y hacia el despertar. Esa intención está en todos.Todas las personas son seres, podríamos decir seres espirituales, tienen o reciben la intención de esa felicidad, desde esa propia presencia.Ahora bien, cada una de esas personas, como tiene un nivel de conciencia diferente, va a traducir ese deseo, esa voluntad, esa intención de felicidad. Así lo va a reinterpretar a su manera.Por ejemplo un sinvergüenza va a decir que su forma de ser feliz es fastidiando a otros y entonces lo hará porque en su nivel de conciencia, fastidiar a otro es algo muy divertido¿Qué es lo que anima a esa persona a hacer eso? El mismo deseo que tienes tú y yo, el deseo de ser completo, de ser feliz, lo que pasa es que su estrategia de ser feliz es muy diferente a la tuya.Por ejemplo, un terrorista en su estrategia de felicidad, está el acabar con todos los que no piensan como él. El denominador común entre él y yo es el mismo, por decirlo así, es nuestra voluntad de manifestar nuestra máxima realización, exponente, felicidad. Él lo hace de una manera y yo de otra.Porqué lo hace de una manera y yo de otra, porque su nivel de conciencia es mucho más básico y elemental y el mío es más refinado, y por mi cabeza no pasa perjudicar, atacar o acabar con nadie, pero en el suyo sí porque es un nivel de conciencia muy básico.Lo que nos diferencia es la forma de traducir esa voluntad de recuperar nuestra auténtica identidad, nuestro auténtico poder, de ser seres felices y realizados.Esa es la idea, pero el deseo nace del puro espíritu.

[thrive_leads id=’5179′]

Saúl Pérez – Me quedo con eso, el deseo nace del espíritu y de nada más.En otra parte del libro nos dices que entreguemos nuestras necesidades a una sabiduría de un poder inconmensurable y dejemos que se haga cargo.¿Qué le dirías a la persona que esto le suena a quedarse sentado en el sofá sin hacer nada?Te confieso que hubo un momento en mi vida, hace años cuando comencé a leer un curso de milagros que lo entendí así, vale, no tengo que hacer nada literalmente, jeje y no me fue muy bien.

Raimon Samsó – Yo no le diría eso a una persona que está sentada en el sofá sin hacer nada porque no va a entender nada. Es como pedirle a una persona que pase de la oscuridad a la luz de golpe y eso la va a cegar totalmente.Para pasar de la oscuridad a la luz le tienes primero que encender una bombilla, esa bombilla va a acostumbrar sus ojos a la luz y a partir de que sus ojos se acostumbren a la luz podremos descorrer la cortina y dejar que el sol entre. Pero si le da la luz del sol directamente la vas a cegar y no va a entender nada, se cortocircuita.

Así que le diría a la persona que está sentada en el sofá que pase a la etapa de empoderamiento. Esa que consiste en levantarse de un sofá y empezar a hacer cosas, volverte una persona proactiva, con objetivos, que busca su éxito, mejorar su vida, sus condiciones. Esta fase es imprescindible.

Y cuando haya triunfado en esta fase y haya conseguido todo lo que pretendía conseguir, entonces se dará cuenta de que hay algo mejor que conseguir los deseos.

Ahí es cuando va a conocerse y va a saber qué o quién es.Entonces va a delegar en ese poder inconmensurable, porque va a darse cuenta que todos sus esfuerzos como persona en este mundo son calderilla comparado con la capacidad que tiene Eso que está dentro de él.

[bctt tweet=»Los esfuerzos del personaje son calderilla comparado con lo que puedes hacer desde tu Yo Esencial. #raimonsamso» username=»Saulperez82″]

Saúl Pérez – Me encanta lo que dices. Desde el inicio eres un gran referente para mí y quería que estuvieses aquí para inaugurar este apartado de entrevistas.

De hecho utilicé lo que he aprendido en El Código de la Manifestación, para que esta entrevista fuese posible.

Raimon Samsó – Cuando tenemos un deseo, a veces nosotros tenemos un plan. Tú tenías un plan para esta entrevista, pero normalmente hay una parte del plan que no nos corresponde, y ésta es magia pura. Si lo hicieses solo tú, te aseguro que esto no pasaría o llevaría mucho tiempo y esfuerzo.

Hay una forma de que las cosas pasen seguro y rápido, y es delegar y confiar en Esa parte sabia que sabe cómo organizar las cosas.

Lo que ocurrió es que una de mis secretarías te contactó, y al ver tu web le dije que como el proyecto estaba muy verde, no vendría a tu entrevista. Así que esta entrevista estaba denegada.

Uno puede pensar que eso ya no tiene solución, que ese objetivo no se consigue… pero no. La presencia tiene inteligencia, y la presencia eres tú, yo, todos. Y sabe cómo hacer las cosas.

[bctt tweet=»La Presencia tiene una inteligencia que no podemos comprender desde el personaje. #raimonsamso» username=»Saulperez82″]

La presencia hizo intervenir aquí a otro elemento, en este caso a tu mujer, Paola (yo no sabía que era tu mujer). Pao compartió un post muy simpático, muy generoso sobre mis libros. Un post que a mí me emocionó porque vi en ella la total honestidad, una persona honesta, totalmente entregada en su proceso de cambio, de mejora… tanto que me conmovió, esta persona merece todo, se le ven las ganas.

Y ella me dijo que su marido quería una entrevista, y solamente por ese acto tan generoso que tuvo ella, le dije “está concedido, sea quien sea, me da igual”. Luego miré y dije “ya me suena este Saúl” y vi que era una entrevista que había sido cancelada por mí directamente.

Así que fíjate tú, que en la vida tú tienes unos planes , pero lo importante es que ocurra y ha ocurrido.

El plan no era de tu ego, era de tu yo superior, así que fíjate qué bonito, cómo funciona la vida.

Saúl Pérez – Es muy bonito, porque al final ni siquiera sabemos para qué es este encuentro… no sabemos. Yo siempre digo que solo veo una pequeña parte del puzle, no veo el puzle entero, así que ¿cómo voy a tomar decisiones yo solo?

Una semana antes, le volví a decir a mi esposa que la entrevista quería que se hiciese, y todo se dio de esta forma. Ella está súper contenta y le hubiese encantado estar aquí conmigo.

Me queda darte las gracias por tu tiempo Raimón.

Raimon Samsó – Gracias a ti, porque esto no lo ha hecho Saúl, lo ha hecho tu Yo real y ha utilizado los elementos necesarios, como a tu esposa Pao, para ayudarte. Pero lo has hecho tú, aunque tú y ella sois lo mismo.

Saúl Pérez – Así es, somos todos. Hoy día sigo teniendo deseos, pero para mi es un juego donde me reconozco tras cada deseo, y en ese sentido creo que tú libro El Código de la Manifestación, es un recordatorio de lo que somos más allá de nuestro personaje y de nuestros deseos.

Esto lo hace de una forma magistral, desde mi punto de vista hay otros libros que hablan de deseos y que lo hacen más desde el ego, o así lo percibo yo, pero el código de la manifestación está lleno de tantos recuerdos de lo que realmente eres, que el ego termina desarmado.

¡Gracias, muchas gracias Raimon!.

Puedes ver más del trabajo de Raimon Samsó en www.raimonsamso.com

Si ésta entrevista te ha sido útil, ayúdame a compartirla. Gracias de corazón.​

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp
Email

También te puede interesar

11 comentarios

  1. Hola Saúl!! Me llegó esta entrevista, las cosas no pasan por casualidad, todo tiene un porquè para seguir creciendo Agradezco tu aportación, tú manera de ayuda incondicional para todos los que seguimos. GRACIAS

  2. Hola Saúl. Demasiado bueeeeeena esta entrevista! Realmente me ha despejado muchas dudas, ha encendido un bombillo más para prepararme para estar expuesta para esa gran luz. Te envío in fuerte abrazo a ti y a tu esposa. Gracias por ser un maravilloso espejo para mí. Saludos desde Venezuela.

  3. Hola Saúl.
    Gracias y enhorabuena por esta entrevista a Raimon, gracias a ella he llegado a ti.
    Tenemos alguna cosa en común, vivimos cerca uno del otro (yo estoy en Alicante), ambos tuvimos que sufrir una etapa complicada para comprender y aprender, y a los dos nos ayudó el trabajo de Raimon (entre otros) y sentimos admiración por él.
    Yo también manifesté las futuras conversaciones que tendré con Raimón y también sentí la necesidad de ayudar tras despertar. De momento pongo mi pequeña oportación en este blog que te invito a visitar: http://www.rehumanizados.com

    Estamos en contacto. Un placer llegar a ti. 🙂
    David

  4. Hermosa entrevista, fresca, simple, llena de sentido. Gracias Saul por acercar tan rica informacion.
    Pd: Me quedo con ganas de leer el blog de Pao, sera posible la data para encontrarla?,
    Super abrazo desde Buenos Aires

  5. Saúl! Justamente volvía a leer el código de la manifestación cuando encuentro ésta e entrevista que le da un toque final al libro cuando dices esto de que podemos tener deseos pero más allá de que si los conseguimos o no lo importante es conocer lo que somos realmente. Entonces me encanta, porque la idea creo que es que tengamos un deseo, hagamos un plan para conseguir ese objetivo y diariamente caminemos hacia el con total desapego, sabiendo que lo importante es el camino mismo no el resultado. Me encanto la entrevista.

    Saludos desde Ecuador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.